Cómo mejorar las relaciones internacionales de tu negocio
Envíanos sugerencias
Internacionalización y Competencia
3 min de tu tiempo

Cómo mejorar las relaciones internacionales de tu negocio

12/12/2022

Cuidar las relaciones y disponer de un servicio a la exportación profesionalizado son claves para que una empresa tenga éxito en su internacionalización.

Mantener unas relaciones comerciales internacionales activas asegura la supervivencia de una empresa ya que permiten aumentar las oportunidades de negocio en distintos mercados. Más del 98% del poder de compra se encuentra fuera de las fronteras nacionales, por lo que exportar es cada vez más una necesidad para las compañías que quieran crecer y obtener una mayor rentabilidad. Sin embargo, para lograrlo es clave tanto poder crear relaciones comerciales internacionales como planificar el modo de mantenerlas en activo.

Servicios clave para la internacionalización de una empresa

Para mejorar las relaciones internacionales y obtener experiencias positivas en otros países es preciso conocer en profundidad determinados aspectos. Por ejemplo, es fundamental para las partes poder entenderse en un idioma común y que, con frecuencia, no es el propio, a lo que hay que sumar unas costumbres comerciales, una legislación y unos hábitos culturales distintos, que pueden llevar a malas interpretaciones y a errores innecesarios. Además, según la Guía práctica de comercio exterior: Exportar para crecer, elaborada por Banco Sabadell, hay una serie de elementos clave para desarrollar unas relaciones comerciales en el exterior con éxito:

  • Cobros y pagos. El comercio internacional tiene una serie de características particulares que es importante conocer. Utilizar los instrumentos financieros adecuados, como herramientas para lograr una gestión eficiente de cobros, permite generar liquidez en las cuentas y disminuir el coste de financiación.
  • Mecanismos de financiación. Existe la posibilidad de obtener prefinanciación a la exportación, un mecanismo que permite hacer frente a los costes de producción que se generan con anterioridad a la expedición de una mercancía. También es factible lograr créditos a corto plazo y financiación a medio y largo plazo, con subvención oficial, de exportaciones de maquinaria, bienes de equipo y otros bienes, así como servicios técnicos.
  • Legislaciones y sistemas jurídicos locales del país de destino. Los requisitos de aduanas, las características particulares de cada sistema financiero, el acceso y el funcionamiento de los tribunales de justicia... Todos estos factores aumentan el riesgo de que la operación comercial termine de forma imprevista si no se tienen en cuenta.
  • Documentación requerida. En ocasiones, puede resultar complejo cumplir con todos los requerimientos normativos y burocráticos que exige un país para poder operar comercialmente en él.
  • Uso de distintas divisas. Es una característica de las transacciones internacionales por lo que hay que tener siempre en cuenta el riesgo derivado de las posibles fluctuaciones en el tipo de cambio en las operaciones comerciales entre distintos países.
  • Adaptación del producto. En su presentación o en su distribución, hay que adaptar el producto al nuevo mercado, tanto por razones comerciales o culturales como por posibles exigencias legales (barreras no arancelarias).
  • Riesgos de carácter no comercial. Tanto si es un riesgo extraordinario o catastrófico como, sobre todo, si se trata del denominado riesgo país. Ambos pueden impedir el pago o la entrega de las mercancías por causas ajenas a la voluntad del cliente o del proveedor.
  • Seleccionar las ayudas adecuadas. Hay que analizar si se puede optar a la recepción de ayudas, tanto de instituciones privadas como de la Administración.

Banco Sabadell dispone, además, del 'Kit Exportador' que contiene un conjunto de funcionalidades y documentos útiles para el salto al exterior de un negocio. Correctamente utilizados pueden impulsar la ventas a la hora de internacionalizar una empresa.

En cualquier caso, en un proceso de internacionalización es fundamental contar con el asesoramiento de un profesional de confianza, como el gestor de la entidad bancaria, que puede ayudar a las compañías a identificar oportunidades en función del tipo de negocio y de sus necesidades.

¿Quieres que un experto te aconseje sin ningún tipo de compromiso sobre qué le conviene más a tu empresa? Déjate asesorar por un especialista.

 
¿Quieres saber cómo seguir creciendo?
Somos el banco que tu empresa necesita
Descubre por qué
Fotografía de Monstera en Pexels
-Temas relacionados-
up