movi-image-como-funciona-hipoteca-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

¿Cómo funciona una hipoteca?

11/10/2021

¿Qué debo saber antes de contratar una hipoteca? Es importante contar con toda la información y asesoramiento necesarios y conocer qué tipo de hipotecas existen para comprender cómo funciona este préstamo

Una hipoteca es un préstamo cuya finalidad es la de adquirir una vivienda. El comprador recibe del banco una cantidad de dinero que se compromete a devolver, junto con los intereses correspondientes, mediante el pago de cuotas mensuales. En este tipo de préstamos, la garantía de pago es el propio inmueble. En España más del 50% de las compras de vivienda se financia con hipotecas.

Una hipoteca está compuesta por tres elementos:

 

  1. Capital

Es la cantidad de dinero que se solicita al banco para comprar la vivienda. Por norma general, las entidades bancarias suelen financiar hasta el 80% del valor del inmueble. Por lo tanto, el cliente debe tener ahorrado el 20% restante, que se pagará en el momento de la compra a modo de entrada.

Por ejemplo, para adquirir una vivienda de 180.000 euros, el banco prestará como máximo 144.000 euros, por lo que el comprador deberá tener 36.000 euros ahorrados.

Puede interesarte: ¿Cuánto debo tener ahorrado para comprarme una casa?

 

  1. Interés

Es la cantidad de dinero que cobra la entidad financiera por otorgar el préstamo. En función de si este tipo de interés es fijo o variable, se podrá elegir entre dos tipos de hipotecas:

  • Hipotecas a tipo fijo. Se marcaun tipo de interés al firmar el contrato que se mantiene sin cambios durante toda la vida del préstamo.
  • Hipotecas a tipo variable. En este caso el interés está compuesto por el índice de referencia y el diferencial.
  • Índice de referencia. Indica cómo varía el tipo de interés de una hipoteca a tipo variable. El más habitual es el euríbor, que refleja el precio al que los bancos europeos se prestan dinero entre sí. Este se suele revisar una vez cada seis meses o cada 12 meses y, en función de si sube o si baja, así lo hará también la cuota mensual de la hipoteca.
  • Diferencial. Es la cantidad que cobra el banco por conceder el préstamo.

Calculadora: descubre qué te interesa más si la hipoteca es a tipo fijo o a tipo variable

Además, existe la opción de contratar una hipoteca a tipo mixto, que es una combinación de las dos anteriores. Es decir, en esta hipoteca habrá un periodo a interés fijo, que normalmente son los primeros años de vida del préstamo, tras el cual el interés pasa a ser variable.

En cualquier caso, antes de decidirse por una de estas modalidades hay que tener en cuenta otros indicadores:
 

  • Tipo de interés nominal (TIN). El precio que el banco cobra por prestar dinero durante un periodo de tiempo. Esta cifra no tiene en cuenta ningún gasto adicional que vaya asociado a la contratación de la hipoteca, como por ejemplo, las comisiones.
  • Tasa anual equivalente (TAE). El coste total del préstamo, ya que además del euríbor y del TIN, incluye las comisiones y otros gastos asociados a la compra de una vivienda. Este indicador permite comparar entre los bancos el coste de los productos hipotecarios.

 

  1. Periodo de amortización

Es el periodo de tiempo del que dispone el cliente para devolver el capital prestado más los intereses, es decir los años que se tardará en terminar de pagar la hipoteca. Cuanto mayor sea el plazo de amortización de una hipoteca, menor será la cuota mensual, aunque la cantidad de intereses pagados al final del préstamo será mayor. El periodo de amortización suele ir desde cinco años hasta 40. El plazo medio de amortización de las hipotecas en España según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) es de unos 23 años.

 

Fotografía de Karolina Grabowska en Pexels
-Categorías y etiquetas-
up