cómo analizar la salud financiera de mi empresa
Envíanos sugerencias
Pequeña empresa
4 min de tu tiempo

¿Cómo analizar la salud financiera de mi empresa?

05/07/2022

El presupuesto o las auditorías permiten conocer la salud financiera de una empresa y tomar decisiones para redistribuir los recursos buscando maximizar el beneficio.

Los gerentes de una empresa deben medir constantemente la salud financiera de la organización, con el objetivo de conocer si dispone de la capacidad suficiente para atender los compromisos de pago y poder mantener operativo el negocio.

La salud financiera equivale a tener solvencia financiera y una tesorería saneadas, lo que posibilita administrar correctamente el nivel de endeudamiento y los recursos propios. Para medir todo ello, existen diversas herramientas de control contable y de auditoría financiera, como la elaboración de un presupuesto o el control de costes.

La importancia del control financiero

La solvencia en una empresa es la capacidad para hacer frente a los pagos. Cuanto mayor sea la solvencia de la entidad, dispondrá de más fortaleza para hacer frente a situaciones económicas difíciles. Por regla general, tener solvencia suficiente significa para una compañía contar con una tesorería adecuada y un balance financiero saneado con un nivel de deuda que resulte asumible.

La principal estrategia para analizar la tesorería es a través del control financiero, que permite revisar las cuentas de la entidad y conocer el estado real en el que se encuentran tanto los gastos como los ingresos. La información que aporta el control financiero sirve para que el responsable contable pueda reportar a cada departamento de la compañía posibles errores o desviaciones en el plan económico y sanear posibles desajustes.

Una evaluación eficaz del control financiero también puede ayudar a reducir los costes de gestión, encontrar y reparar posibles desequilibrios y, con ello, maximizar el beneficio.

Puede interesarte: ¿Cómo puedo mejorar la liquidez de mi empresa?

Principales herramientas para mantener una buena salud financiera

  • El presupuesto. En este documento se ordenan y se reajustan partidas de gastos, y permite revisar los objetivos de modo que sea posible atender los compromisos de pago en el largo plazo mientras se cumple con los retos fijados para todo el ejercicio. Es la herramienta clave en el control financiero, ya que detalla el estado contable de la entidad, su balance de ingresos y de gastos y su flujo de efectivo. Con toda esta información, los gerentes pueden tomar decisiones estratégicas que garanticen la supervivencia de la compañía.
  • La contabilidad de costes. Su objetivo es verificar, controlar y distribuir los costes que tiene la organización. En una fase inicial se recopila todo aquello relacionado con los gastos y con los costes de la entidad. A partir de ahí, se pueden optimizar los procesos, redirigiendo los recursos económicos bajo la premisa de una mayor eficiencia.
  • El análisis financiero. Permite anticipar potenciales escenarios para la empresa, de manera que se pueda contar con los recursos económicos suficientes, en el caso de una situación extraordinaria. Por ejemplo, gracias a un exhaustivo análisis financiero se podrá concretar aproximadamente cuál debe ser una adecuada dotación económica para el fondo de maniobra de la entidad. En el análisis financiero se tiene en cuenta la situación económica de la empresa tanto a corto como a largo plazo.
  • El control de créditos. La financiación externa puede suponer un importante apoyo económico para las empresas, contribuyendo decisivamente a su crecimiento. Para ello, es necesario evaluar a qué se destinarán estos fondos y, sobre todo, asegurarse de que las cuotas de devolución no comprometan la liquidez a futuro.
  • La auditoría. Permite conocer el estado real de las finanzas de una empresa, facilitando la posterior toma de decisiones estratégicas. Para que sea lo más objetiva posible, se suele encargar a una entidad externa, que evalúa todos los parámetros relacionados con el control financiero.

Puede interesarte: Informe SOC, ¿por qué es clave para la empresa?

  • Los sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP, por sus siglas en inglés). Son plataformas informáticas que permiten ejercer un control financiero efectivo de una empresa a través de una supervisión presupuestaria. De esta forma, es posible realizar un cálculo de los recursos que se precisan para cumplir con la estimación de ventas, establecer una monitorización constante de los gastos y potenciar la contabilidad analítica dentro de la compañía.

En cualquier caso, es recomendable contar con el asesoramiento profesional de un experto como el de la entidad bancaria, que puede ayudar en todo momento a los empresarios a tomar la decisión más acertada y resolver las dudas que puedan tener.

¿Quieres que un experto te aconseje sin ningún tipo de compromiso sobre qué le conviene más a tu empresa? Déjate asesorar por un especialista.

¿Quieres saber cómo seguir creciendo?
Somos el banco que tu empresa necesita
Descubre por qué
Fotografía de Olya Kobruseva en Pexels
-Temas relacionados-
up