movi-image-ahorrar-utilizando-tarjeta-credito-1
Envíanos sugerencias
Cuenta
4 min de tu tiempo

Cómo ahorrar utilizando la tarjeta de crédito

17/05/2022

Las tarjetas de crédito permiten aplazar pagos o aprovechar descuentos para adquirir productos aunque no se cuente en ese momento de liquidez para adquirirlos.

La tarjeta de crédito es, junto a la de débito, la más utilizada. Ambos tipos de tarjetas se diferencian en dos cuestiones fundamentales: por un lado, la de crédito permite aplazar el cobro de algo que se compra hasta el mes siguiente y, por otro, ofrece la posibilidad de pagar a plazos una compra sin necesidad de tener que desembolsar el importe total en ese momento (es decir, posibilita que el banco conceda un crédito al cliente para el consumo). Además, desde el punto de vista económico, es posible ahorrar con ella siempre que se use de un modo inteligente. Para ello, es de gran ayuda la app del propio banco, que permite llevar un control exhaustivo de los gastos.

Claves para ahorrar pagando con la tarjeta de crédito

En realidad, con una tarjeta de crédito el banco pone a disposición del titular una cantidad de dinero que este puede utilizar en su totalidad o parcialmente durante un plazo determinado. El banco solo cobra un tipo de interés determinado sobre el capital que se use.

Utilizar la tarjeta de crédito puede contribuir a controlar mejor los gastos que una persona tiene cada mes gracias a que se puede consultar en cualquier momento el extracto bancario. También es posible verlo a través de la app del banco, ofreciendo funcionalidades como la de poder agrupar los gastos por segmentos, establecer comparativas o proyecciones a futuro. Si todavía no dispones de una, puedes conseguirla al crear una cuenta bancaria online de forma rápida, sencilla y segura.

Además, hasta el 10 de julio (incluido), al abrir la Cuenta Online Sabadell, la entidad abona en dicha cuenta 100 euros. Para disfrutar de esta promoción, el titular debe realizar una compra o pago con la tarjeta de débito asociada a esta cuenta.

Entre otras ventajas, a través de una tarjeta de crédito es posible:

  • Recurrir a un tipo de financiación que no requiere el pago de intereses para el titular, como, por ejemplo, aplazando las deudas pendientes solo hasta el final del mes en curso.
  • No incurrir en retraso en el pago de las cuotas, dado que así se evita incrementar cualquier deuda debido al efecto del tipo de interés.
  • Mantener solo una tarjeta de crédito en activo para evitar generar más gastos operativos de los necesarios. Además, es frecuente que haya que pagar una comisión de mantenimiento anual de cada tarjeta de crédito.
  • Conocer los sistemas de puntos, descuentos y promociones que ofrece el banco a través del uso de la tarjeta de crédito para intentar beneficiarse de ellos. Muchas tarjetas cuentan con un abanico de locales comerciales asociados que ofrecen descuentos extra por realizar compras en ellos.
  • Revisar las condiciones que ofrecen para viajar al extranjero, dado que algunas de estas tarjetas ofrecen la posibilidad de retirar dinero fuera del país sin coste ni comisiones. En cualquier caso, hay que tener presente que las tarjetas de crédito no están pensadas para extraer dinero en efectivo por lo que a menudo cobran comisiones cuando se usan en cajeros automáticos.

También favorece el ahorro si se utiliza la tarjeta de crédito para llevar a cabo las compras de mayor cuantía, como un artículo de tecnología de alta gama. En los momentos en los que se encuentren en promoción o cuenten con algún descuento importante, gracias a la tarjeta será posible adquirirlos incluso si no se dispone de la liquidez suficiente. De este modo, sin ningún coste, se estará ahorrando sobre un bien que ya se tenía pensado previamente adquirir.

Operar con una tarjeta también trae consigo un factor a considerar, y es que desde el punto de vista psicológico, está demostrado que a las personas les cuesta más gastar dinero en metálico que a través de la utilización de una tarjeta, debido a la visualización física de los billetes y las monedas. Por eso mismo es fundamental hacer uso de las herramientas que el banco pone a disposición a través de la app para poder visualizar, planificar y controlar las finanzas personales.

¿Quieres saber más sobre los beneficios de la banca digital? Crear una cuenta online es rápido, sencillo y sin costes.

Nueva Cuenta Online Sabadell
Lo mejor de una cuenta digital y de un banco experto.
SABER MÁS
Fotografía de Blake Wisz en Unsplash
-Temas relacionados-
up