claves para programar transferencias periódicas
Envíanos sugerencias
Cuenta
4 min de tu tiempo

Claves para programar transferencias periódicas

06/05/2022

Las transferencias periódicas permiten enviar una cantidad de dinero cada cierto tiempo. El usuario ahorra tiempo y se asegura de que el dinero llegue.

Entre las ventajas que ofrece la banca digital una de las que aporta gran comodidad al usuario es la programación de transferencias periódicas. Una transferencia periódica es aquella que se repite de manera automática cada cierto tiempo, permitiendo que el pagador no tenga que preocuparse de llevar a cabo ningún trámite cada vez que se efectúa.

Tanto la app del banco como el servicio web de banca electrónica posibilitan al usuario de manera intuitiva programar este tipo de transferencias, escogiendo su periodicidad (diaria, mensual o anual, por ejemplo).

Las transferencias periódicas facilitan la gestión de las cuentas por parte de cualquier cliente bancario, pudiendo combinar varias operaciones y productos financieros (por ejemplo, abonar un alquiler o remitir dinero a una cuenta de ahorro) sin riesgo de que se deje de cumplir con los requisitos de pago. Además, es posible modificar en cualquier momento los datos de una transferencia periódica accediendo a la banca digital, así como anularla.

¿Cómo hacer una transferencia periódica?

Por regla general, para programar una transferencia periódica en cualquier banco hay que llevar a cabo los siguientes pasos:

  • Acceder a la banca online con el nombre de usuario y la contraseña habilitada. Si no tienes, puedes crear una cuenta online de manera sencilla, rápida y sin costes.
  • Entrar en la sección de ‘transferencias’ y seleccionar la opción de ‘nueva transferencia periódica’, aunque también puede tener otros nombres como orden permanente.
  • Fijar la frecuencia de la transferencia, incluir el nombre del destinatario, escribir la cantidad en euros y especificar, en el caso de querer hacerlo, el concepto que motiva esta operación.
  • Confirmar la operación de acuerdo a las instrucciones que indique la aplicación.

Para establecer una nueva transferencia periódica, en el caso de que sea nacional, habrá que añadir el código IBAN (International Bank Account Number) del beneficiario así como su nombre completo.

Principalmente, existen tres opciones para llevar a cabo la transferencia:

  • Transferencia inmediata, a través de la cual el dinero estará en la cuenta bancaria de destino el mismo día y que puede implicar un coste.
  • Transferencia común, lo que significa que llegará al destinatario en uno o dos días laborables.
  • Transferencia programada, en la que se puede fijar una transferencia periódica, en el espacio de tiempo que se elija.

Puede interesarte: ¿Cuánto tiempo tarda una transferencia bancaria?

En cualquier caso, si se tiene alguna duda, es posible ponerse en contacto con un gestor personal del banco a través de la propia app bancaria.

Transferencias periódicas al extranjero

También es posible programar transferencias periódicas al extranjero. Si se trata de enviar dinero a la cuenta de un país de la zona SEPA (siglas que corresponden a Single Euro Payments Area), no tendrá ningún coste, dado que la normativa SEPA permite tanto a ciudadanos como a empresas de los 27 Estados miembros de la Unión Europea (UE), además de Islandia, Liechtenstein, Noruega, Mónaco, San Marino, Suiza, Andorra, el Reino Unido y Ciudad del Vaticano realizar o recibir pagos en euros en las mismas condiciones en cualquier Estado miembro. De todos modos, sí que habrá que incluir, además del código IBAN el Bank Identifier Code (BIC), que es un código que permite identificar al banco beneficiario de una transferencia.

Si se trata de una transferencia a un país que no está en la zona SEPA lo más probable es que se tenga que pagar una comisión por la operación, por lo que lo más aconsejable es consultar este coste previamente al banco.

Las transferencias periódicas a través de Banco Sabadell no tienen ningún coste para el usuario, tanto si son nacionales como a otro país del Espacio Económico Europeo.

Ventajas de programar transferencias periódicas

Existen diferentes motivos por los que programar transferencias periódicas:

  • Para pagar los gastos que se repiten cada cierto tiempo, por ejemplo, cada mes. Entre ellos pueden encontrarse desde el alquiler de un piso al pago de una actividad extraescolar de los hijos o ciertos servicios que se tengan contratados con carácter permanente, como una suscripción a una revista o el gimnasio.
  • Para transferir dinero a una cuenta de ahorro y, de esta manera, generar una rentabilidad por el dinero que se va acumulando.
  • Para establecer aportaciones periódicas a los productos de inversión o de ahorro que se tengan contratados (como un fondo de inversión o un plan de pensiones) e intentar optar a una mayor rentabilidad gracias a los beneficios del interés compuesto.
  • Para traspasar dinero de una cuenta bancaria del cliente a otra.

Caso práctico

Cristina tiene un trabajo por el que recibe un salario de 2.000 euros al mes. Para evitar despistarse con alguno de los pagos fijos que tiene que realizar mensualmente, ha decidido utilizar la banca electrónica para establecer diferentes órdenes permanentes: 800 euros para el alquiler del piso y 100 euros como aportación mensual para su plan de pensiones.

Gracias a haber programado estas transferencias periódicas, Cristina sabe que cuenta con 1.100 euros cada mes para la compra de comida, para los suministros del hogar (como la luz, el gas o el teléfono) y para sus gastos de ocio.

¿Quieres saber más sobre los beneficios de la banca digital? Crear una cuenta online es rápido, sencillo y sin costes.

 

Nueva Cuenta Online Sabadell
Lo mejor de una cuenta digital y de un banco experto.
SABER MÁS
Fotografía de Olya Kobruseva en Pexels
-Categorías y etiquetas-
up