movi-image-black-friday-digital-1
Envíanos sugerencias
Competencia y Mercados
4 min de tu tiempo

Black Friday: más digital y planificado que nunca

Tue Nov 17 08:51:19 CET 2020

La planificación online o las compras sin contacto físico serán clave en un Black Friday marcado por las limitaciones de movilidad y de aforo, que empujan al consumidor a buscar la seguridad y la proximidad a la hora de realizar sus compras y que espera mayores descuentos en los comercios por la acumulación de stock de los últimos meses.

Las restricciones de movilidad y de aforo van a impedir ver largas colas de gente en la calle esperando para hacerse con los grandes descuentos que invaden año tras año las tiendas en la jornada del Black Friday, que tendrá lugar el próximo 27 de noviembre. La COVID-19 influirá en la forma en elegido por la mayoría de los consumidores de cara a las compras de Navidad, quienes, además, esperan encontrar mayores descuentos este año. No cabe duda de que estas dos grandes campañas -la del la que los usuarios harán sus compras en más de la mitad de los casos, según Think With Google, y el online será el canal Black Friday y la de Navidad- estarán marcadas por las restricciones de la movilidad en la mayor parte de Europa, pero, al igual que ya ocurrió con las rebajas de verano, los comercios y los clientes adaptarán sus espacios y harán uso de la digitalización para reducir el impacto de la pandemia. 

Puede interesarte: Así va a ser el Black Friday más esperado por empresas y consumidores

El Black Friday se popularizó en Estados Unidos en la década de los setenta, pero en España se celebra desde 2011, año en el que cambió la normativa que regula las promociones y los periodos de rebajas. Tradicionalmente, se trata de una jornada con descuentos concentrados en la que se producen compras masivas que hacen que los números rojos de muchos negocios pasen a estar en negro (de ahí su nombre). Se trata de una campaña que en los últimos años ha ganado mucha popularidad en España, marcando en muchos casos el inicio de la compra de los regalos para Navidad. El año pasado, el Black Friday supuso un gasto medio de 262 euros por español; y el total de dinero ingresado por los comercios en España creció un 18% respecto al año anterior, según datos de Criteo. 

Cuáles son las expectativas de gasto de los españoles este año

Ahora, tras un periodo de contención del gasto por la irrupción de la pandemia, parece que los españoles recuperarán en el Black Friday las compras que no han efectuado en los últimos meses. Y es que la mitad de la población cree que habrá mayores descuentos que el año pasado debido a la acumulación de stock y a la necesidad de reactivar el consumo. Según el estudio ‘Black Friday 2020’ de Privalia, si bien es cierto que mientras que en 2019 un 62% de la población planeó gastar entre 100 y 300 euros, para la edición de este año el porcentaje de personas que prevé este nivel de gasto cae hasta el 57%. No obstante, las compras de más de 300 euros podrían aumentar hasta el 19%, frente al 10% del periodo anterior. 

Más allá de los propios descuentos, que suponen el principal motivo de compra para el 83% de los encuestados por Privalia, también es importante para los consumidores el contar con envíos gratuitos, los productos de calidad y la posibilidad de devolver sus compras. 

Puede interesarte: La importancia de contar con un buen servicio de paquetería

Pero, ¿en qué productos o servicios buscará el consumidor esas ofertas? Si el año pasado un 34% de los españoles quería aprovechar los descuentos para comprar billetes de avión y packs de escapadas, el citado estudio revela que en 2020, uno de cada tres españoles no comprará viajes dada la incertidumbre creada por la COVID-19. De hecho, solo un 2,5% tiene en mente buscar ofertas de este tipo.

Respecto al resto de categorías, las preferencias se mantienen y la moda (71%) y el calzado (60%) siguen siendo las opciones más elegidas. También destaca la tecnología (39%), que ha acabado consiguiendo un día exclusivo de descuentos con el Cyber Monday, celebrado el lunes siguiente al Black Friday, desde 2005, aproximadamente. La moda infantil, con un 31%,  el deporte, con el 29%, y el hogar, con el 20%, son otras categorías en la lista de ‘lo más deseado’ para los españoles.

Puede interesarte: La evolución del coronavirus consolida la inversión en el hogar


La venta online se dispara a las puertas de la campaña navideña

Aunque los gustos sean este año un poco diferentes, algo que no ha cambiado con respecto a la edición anterior es la tendencia al consumo online. Las compras a través de internet ya cotizaban al alza antes del coronavirus, pero, tras la llegada de este, se han convertido en la auténtica alternativa. Y este hecho está influyendo de manera decisiva en la experiencia de los usuarios a la hora de comprar. Tal es así que la opción online convence cada vez más: un 27% de los consumidores españoles que suelen hacer sus compras en tiendas físicas dicen que no lo harán este año, según Think With Google. 

Consecuencia de ello es que, durante este Black Friday, se prevé que las empresas de paquetería y logística muevan 50 millones de envíos, un volumen un 30% superior al registrado el año pasado, según los datos de la Organización Empresarial de Logística y Transporte de España (UNO). “Las ofertas del Black Friday se prolongarán durante varias semanas para incentivar el consumo, lo que producirá el mayor pico de actividad del año. De hecho, los envíos del Black Friday representarán el 50% del total de la campaña navideña, que prevemos que sume este año 100 millones de entregas”, explica Francisco Aranda, presidente de UNO.

Otra de las consecuencias en la experiencia de compra de los usuarios es que, a raíz de la pandemia del coronavirus, los consumidores priman cada vez más la seguridad y la higiene a la hora de comprar en establecimientos físicos, por lo que consumidores y comerciantes deberán aunar esfuerzos para evitar que se produzcan las aglomeraciones y las largas colas típicas de estas campañas. Para ello, juegan un papel vital tanto la digitalización como las nuevas alternativas, por ejemplo, la recogida en tienda sin contacto, una modalidad que se ha popularizado en los últimos meses. Prueba de ello es que el 50% de los consumidores que planean hacer compras estas Navidades afirma que elegirán comprar en tiendas que ofrezcan una experiencia sin contacto y el 46% de ellos declara que recurriría a opciones para comprar online y recoger en tienda o sin contacto, según datos de Google. 

Además, planificar las compras también será determinante para que no se produzcan aglomeraciones en los establecimientos y que las compras mantengan ese espíritu jovial, dentro de la complicada situación. Así, el 82% de los compradores planea hacer sus compras con antelación para evitar las multitudes, y el 79% realizará sus compras a la vez para hacer menos viajes que en años anteriores.

Puede interesarte: La compra física, hacia un modelo de vida ‘on the go’

Ya antes de la pandemia, la planificación formaba parte de la experiencia de compra en tienda, la cual solía empezar mucho antes de llegar al comercio físico. Sin embargo, a día de hoy, esto es aún más cierto ya que la comodidad y la disponibilidad se han convertido en prioridades añadidas a la seguridad y a la higiene. De hecho, un 74% de los consumidores manifestó que buscaría ideas de regalo online y no en tiendas físicas y el 60% piensa confirmar de manera online si un artículo está en stock antes de ir a comprarlo, según se desprende de las previsiones de Think With Google. Además, las búsquedas relacionadas con "available near me" (disponible cerca de mí) han crecido más de un 100% en todo el mundo desde el año pasado, lo que subraya la importancia de contar con información de inventario precisa para que el consumidor pueda acertar en su toma de decisiones. 

Fotografía de Charles Deluvio en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up