aval hipotecario
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

Aval hipotecario: qué es y para qué sirve

Fri Feb 18 11:17:10 CET 2022

El avalista garantiza el cumplimiento de una obligación del avalado. En el caso de la hipoteca, debe hacer frente al pago de las cuotas mensuales para devolver el préstamo

Según el Banco de España, el aval es un contrato por el que el avalista (una persona física o jurídica) garantiza o asegura el cumplimiento de las obligaciones, como asumir el pago de una deuda de otra persona (avalado) si esta no lo realiza. Es decir, en el caso de un aval hipotecario, este sirve como garantía, en el caso de que el beneficiario no pueda asumir el pago de las cuotas mensuales del préstamo.

¿Para qué sirve un aval en una hipoteca?

A la hora de contratar una hipoteca, es posible que el banco solicite la figura de un avalista, que responderá con sus bienes en caso de impago de las cuotas mensuales por parte del titular del préstamo hipotecario. El avalista deberá responder a esta deuda con su patrimonio presente y futuro. Esto ocurre cuando la entidad bancaria considera que el prestatario por sí mismo no cuenta con una solvencia económica que garantice la operación.

El avalista responderá con sus bienes en caso de impago de las cuotas mensuales por parte del titular del préstamo hipotecario

No obstante, para reclamar al avalista el pago de las cuotas pendientes, hay que demostrar que el titular de la hipoteca no puede hacer frente al abono de las mismas.

Por el contrario, si el titular del préstamo tiene la suficiente solvencia económica para pagar la hipoteca y quiere prescindir del avalista, según el Consejo General del Notariado, es la entidad bancaria quien debe evaluar la situación y tomar la decisión. Para conseguir la liberación del fiador, normalmente el banco pedirá al avalado que acredite que puede hacer frente al pago aportando la documentación fiscal, laboral o empresarial correspondiente.

Eliminar al avalista del préstamo no conlleva gravamen fiscal, aunque puede implicar el pago de alguna comisión por novación o por modificación de condiciones si estuviera establecida en la escritura de constitución de la hipoteca.

¿Quién puede avalar una hipoteca?

Por lo general, lo que solicita la entidad bancaria para ser avalista son los mismos requisitos que para ser titular de una hipoteca:

  • Ingresos mensuales. Se recomienda que el pago de la cuota mensual no supere el 30% de los ingresos.
  • Estabilidad laboral. Contar con un contrato fijo o indefinido y con antigüedad en la empresa son aspectos que el banco valora positivamente.
  • Historial crediticio. La entidad bancaria también valora si la persona ha tenido antes un préstamo o un crédito que se haya amortizado en su totalidad y en el periodo acordado.
  • Otros patrimonios. Además, se tiene en cuenta la tenencia de otros activos, como viviendas o inversiones financieras.

¿Qué debe contener un aval?

El aval es un contrato privado y sus características serán las establecidas en dicho contrato, que debe contener, entre otros aspectos:

  • La identificación del avalista, el avalado y el beneficiario del aval.
  • La concreción de la obligación garantizada.
  • El plazo de duración y la exigibilidad de la garantía.
  • Los requisitos para que el beneficiario pueda ejecutar el aval o exigir su cumplimiento.
  • Las condiciones para la cancelación si no hay fecha concreta de finalización.
  • Las comisiones y los gastos a pagar por el avalado.

¿Qué debe tener en cuenta el avalista?

Es fundamental tener presente cuál será la duración del aval, pues no se cancelará o se extinguirá hasta que no lo haga la obligación garantizada o principal de la persona avalada.

En los días previos a la firma del préstamo hipotecario, el avalista tiene una reunión con el notario a la que debe acudir junto con el avalado. El notario le explicará que si el avalado no paga el préstamo, se le reclamará al avalista, que responderá con todos sus bienes, incluida su vivienda habitual.

En cualquier caso, antes de solicitar un aval a un tercero, es recomendable contar con el asesoramiento profesional de un experto, como el de la entidad bancaria, que ayudará a resolver cualquier duda que surja.

¿Quieres que un experto te aconseje sin ningún tipo de compromiso? Déjate asesorar por un especialista.

Calcula tu hipoteca
Descubre la cuota, los gastos y cuánto te financiamos.
CALCULAR
Fotografía de Alena Darmel en Pexels
-Temas relacionados-
up