movi-image-suben-pensiones-2021-1
Envíanos sugerencias
Jubilación
4 min de tu tiempo

Así suben las pensiones en 2021

Thu Jan 28 10:30:24 CET 2021

Las pensiones mínimas contributivas suben aproximadamente entre 2 y 11 euros al mes en 2021 y la pensión máxima se sitúa en 2.707,49 euros, 24 euros más que en 2020

Los pensionistas están de enhorabuena. La crisis de la COVID-19 no va a impedir que desde enero vean como sus nóminas suben un poco a final de mes. En concreto, las pensiones contributivas aumentan un 0,9% tras la entrada en vigor de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021, mientras que las no contributivas lo harán un 1,8%. Con estas subidas, las pensiones mínimas contributivas suben aproximadamente entre 2 y 11 euros al mes este año.

Puede interesarte: Reflexiones pos-COVID-19: ¿cómo será nuestra jubilación?

Los ejemplos concretos ayudan a entender la importancia de una noticia como esta para las personas que ya están disfrutando de su retiro tras años dedicados al mercado laboral. Por ejemplo, el importe de la pensión mínima para los jubilados de 65 años con cónyuge a cargo queda en 851 euros al mes en 14 pagas (frente a los 843,4 euros al mes de 2020); la de sin cónyuge, es decir, las pensiones que perciben unidades unipersonales, suben a 689,7 euros (683,5 euros en 2020), y la de con cónyuge no a cargo aumentan a 654,6 euros, casi 6 euros más que el año pasado. 

Para los jubilados con menos de 65 años, la pensión mínima con cónyuge a cargo se fija en 2021 en 797,9 euros al mes (790,7 euros en 2020); sin cónyuge en 645,3 euros mensuales (639,5 euros el año pasado), y con cónyuge no a cargo en 609,9 euros mensuales (604,4 euros en 2020).

Por su parte, la pensión máxima de jubilación se sitúa este año en 2.707,49 euros al mes en 14 pagas, frente a los 2.683,34 euros al mes de 2020.

Puede interesarte: Así influyen los hijos en la pensión de jubilación

En 2021 también mejoran las pensiones de viudedad, de invalidez y de orfandad

En 2021 no solo mejoran las pensiones de jubilación, también lo hacen las de viudedad, las de invalidez y las de orfandad. Por ejemplo, las pensiones mínimas de viudedad suben entre 4,7 y 7,2 euros mensuales, dependiendo de las circunstancias. En concreto, la pensión mínima de viudedad para los titulares con cargas familiares se sitúa en 797,9 euros mensuales desde este mes de enero, en contraste con los 790,7 euros al mes de 2020.

En el caso de ser mayor de 65 años o de tener una discapacidad mayor o igual al 65%, la pensión mínima de viudedad pasa a ser de 689,7 euros mensuales, lo que supone 6,2 euros más que el año pasado. Y si el titular de la pensión de viudedad tiene entre 60 y 64 años, la cuantía en 2021 será de 645,3 euros mensuales (639,5 euros en 2020), mientras que en el caso de los beneficiarios menores de 60 años la prestación será de 522,5 euros mensuales (517,8 euros anteriores).

Por su parte, la pensión mínima contributiva de gran invalidez sube hasta los 1.276,5 euros mensuales (1.265,1 euros el año pasado) si se tiene cónyuge a cargo, y asciende hasta los 1.034,6 euros si no se tiene cargo al cónyuge (unidad económica unipersonal), en contraste con los 1.025,3 euros al mes de 2020.

La pensión mínima por incapacidad absoluta o total de los titulares con 65 años con cónyuge a cargo es de 851 euros al mes, en contraste con los 843,4 euros anteriores, mientras que la de quienes no tienen cónyuge a cargo (unidad económica unipersonal) pasa a ser de 689,7 euros mensuales (683,5 euros de 2020).

En el caso de las pensiones de orfandad, el importe mínimo asciende a 210,8 euros mensuales por beneficiario (antes eran 208,9 euros), mientras que si el beneficiario tiene menos de 18 años y cuenta con una discapacidad superior o igual al 65% la cuantía es de 414,7 euros mensuales, casi cuatro euros más que en 2020.

La pensión mínima en favor de familiares se sitúa con el nuevo año en 210,8 euros mensuales, frente a los 208,9 euros anteriores, mientras que la pensión del extinguido Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI) es de 441,7 euros mensuales en el caso de vejez, invalidez y viudedad (437,7 euros antes) y si concurren con alguna pensión pública de viudedad es de 428,7 euros al mes (424,8 euros en 2020).

Mejora el IPREM

Y lo cierto es que en 2021 no solo mejoran las pensiones. El indicador público de rentas de efectos múltiples (IPREM), que se toma como referencia para la concesión de becas, ayudas, subsidios por desempleo y subvenciones, se incrementa un 5%, hasta los 564,90 euros al mes (6.778,80 euros al año en 12 pagas). En cambio, el salario mínimo interprofesional (SMI) se mantiene en 950 euros al mes en 14 pagas a la espera de que los agentes sociales y el Gobierno alcancen un acuerdo.  

Las personas que decidan dar el paso y jubilarse este año accederán así a una pensión algo mejor de la que habrían obtenido en 2020. Además, deberán tener en cuenta que el sistema sigue adaptándose a la última reforma, lo que hace que la edad legal de jubilación siga aumentando progresivamente en España. Las personas que quieran retirarse en 2021 tendrán que tener al menos 66 años cumplidos si quieren cobrar el 100% de la prestación que les corresponde, o haber cotizado un mínimo de 37 años y 3 meses si quieren jubilarse con 65 años. En 2020, la edad legal de jubilación era algo menor, de 65 años y 10 meses, o eran necesarios 37 años de cotización para jubilarse a los 65 años. 

Puede interesarte: Me jubilo este año, ¿qué debo tener en cuenta?

La edad de jubilación seguirá aumentando hasta el año 2027, cuando llegará a los 67 años y finalizará la entrada en vigor de la última reforma. Sin embargo, el Gobierno ya trabaja en un nuevo cambio normativo en base a las recomendaciones pactadas en la Comisión del Pacto de Toledo.

La directora de Ahorro y Pensiones de BanSabadell Vida y Pensiones, Esther Pichardo, valora estas recomendaciones de manera “positiva”, puesto que incluyen medidas para reducir la brecha entre los costes y los ingresos del sistema para “hacerlo más sostenible”, aunque “insuficientes”. De ahí la importancia de planificar la jubilación y buscar fórmulas para complementar la prestación si se quiere mantener el nivel de vida tras el retiro. El CEO de Pensium, Miquel Perdiguer, explica en el Podcast de Banco Sabadell la importancia de empezar a planificar y ahorrar para la jubilación cuanto antes. A su parecer, dentro de 20 años, las personas se jubilarán algo más tarde y tendrán “menos dinero en el bolsillo”.

 

Puesto que los españoles, que son de los europeos que menos ahorran para la jubilación, es importante insistir en este mensaje. Una de las iniciativas que muchos expertos creen que sería clave para fomentar el ahorro en España sería el envío de la famosa ‘carta naranja’ de las pensiones, una carta que se envía periódicamente a los ciudadanos en muchos países europeos en la que se informa a los trabajadores de la pensión que recibirán en función de lo que han ido cotizando. 

Sería un instrumento muy práctico y, de hecho, la propia Ley General de la Seguridad Social obliga a dar esta información a los ciudadanos. Las autoridades se comprometieron a hacerlo en España hace años, pero el proyecto quedó finalmente paralizado. Ahora que se acerca una nueva reforma, la ‘carta naranja’ ha vuelto al centro del debate, ya que el propio Pacto de Toledo, con representación de todos los partidos políticos, ha vuelto a recomendar su envío. Sin duda es un buen momento para retomar el tema.

Fotografía de Cristina Gottardi en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up