movi-image-alquiler-turistico-pandemia-negocio-1
Envíanos sugerencias
Vivienda
4 min de tu tiempo

Alquiler turístico, ¿cómo ha cambiado la pandemia el modelo de negocio?

06/08/2020

Los propietarios barajan nuevas salidas ante un escenario marcado por la incertidumbre

La crisis sanitaria del coronavirus ha obligado a muchos propietarios de alquileres turísticos a replantearse nuevos modelos de negocio y dirigirse a otro tipo de clientela o reconsiderar la temporalidad con alquileres de larga estancia e incluso residenciales. Se trata de un planteamiento que muchos propietarios ya tienen presente para mitigar el impacto de la COVID-19.

La responsable de Relaciones Institucionales de Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona (Apartur), Silvia Pastor, explica que el confinamiento ha generado “graves problemas de financiación”. Ha habido que hacer frente a los gastos fijos sin contar con los ingresos, además de tener que lidiar con dificultades para acceder a ayudas ICO, una normativa confusa y unos pagos de los ERTE que han llegado tarde o que incluso, a día de hoy, no han percibido algunas familias.

El verano ha traído buenas noticias, como la reapertura de las fronteras y de los aeropuertos, pero el pesimismo no se ha disipado. “Existía la esperanza de que por lo menos julio y agosto pudieran cubrir parte de los gastos fijos, pero conforme pasan las semanas la situación no mejora”, constata Pastor.

Según la responsable de Relaciones Institucionales de Apartur, “no aumentan las reservas y, por el contrario, nuevas obligaciones de llevar mascarilla y el incremento de brotes están aumentando las cancelaciones”, lo que plantea un escenario difícil de afrontar financieramente.

Pasar a alquileres más duraderos

Ante esto, muchos propietarios se han planteado la opción del alquiler residencial en detrimento del turístico. De hecho, según datos de un estudio interno que Apartur realizó en mayo de 2020, un 40% de las viviendas de uso turístico (VUT) de Barcelona (unas 3.900 del parque de 9.600 viviendas de uso turístico con licencia que hay en la ciudad) se decantarán por el alquiler más prolongado, el de larga estancia.

Pastor señala que resulta “muy fácil” pasar de un alquiler turístico a uno residencial en poco tiempo para los propietarios. No obstante, estos no tienen tan claro que a largo plazo el alquiler residencial sea más estable que el turístico, ya que el contexto es “muy incierto”.

“Con el impacto económico que está generando esta crisis, no se puede asegurar que un alquiler tradicional sea más estable ni más seguro”, avisa Pastor.

¿Esperanza estival?

Para Apartur, “visto cómo evoluciona la temporada de verano, muchas de las empresas que resistían, con las esperanzas puestas en esta campaña estival, acabarán cerrando”, ya que no se prevé una recuperación hasta verano de 2021.

Puede interesarte: ¿Cómo será el gasto en ocio y turismo tras la COVID-19?

Para esta temporada estival, las previsiones de ocupación se sitúan entre el 20 y el 30%, mientras que en un verano ‘normal’ el volumen estaría entre el 85 y el 90%.

Sin embargo, reivindican que cuando la necesidad de evitar aglomeraciones es mayor que nunca, los alquileres turísticos pueden erigirse como opción no masificada: “Creemos que las viviendas de uso turístico están mucho mejor posicionadas que los hoteles en este futuro inmediato, ya que garantizan el distanciamiento social y no tienen zonas comunes”.

Ante tal incertidumbre, los propietarios se sienten inquietos y, como consecuencia, han aumentado sus duda sobre cómo afrontar la situación. Por ejemplo, exponen sus dudas sobre ayudas económicas a las que acogerse, interpretaciones, trámites... “Las consultas han sido constantes desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo”, recuerda Pastor.

Un cambio de modelo ágil

Cambiar de modelo de negocio en tan poco tiempo es sencillo, en concreto en el caso de las viviendas de uso turístico. “La tipología de alojamiento nos permite tener mucha flexibilidad y poder pasar del alquiler turístico al de temporada, al residencial o al social de manera bastante ágil”, revela la responsable de Apartur.

No obstante, Pastor avisa de que “hay un cambio enorme a nivel de modelo de negocio: los canales que se utilizan son muy diferentes y hay un impacto importante en cuanto a estructura y personal contratado”.

En concreto, aparte de la comercialización del alquiler de la vivienda, “los puestos de trabajo directos e indirectos que genera una VUT se pierden con este cambio”, y se trata también de un factor a tener en cuenta.

Para adaptarse a la nueva realidad, Pastor aconseja “tener un plan de contingencia en el marco de prevención de riesgo que garantice una seguridad tanto para el trabajador como para el cliente”.

Protocolos de seguridad

Pastor explica que tanto desde Apartur como de Federatur (la patronal catalana) y Fevitur (la patronal nacional) se ha colaborado con las administraciones pertinentes para adaptar los protocolos de seguridad al sector.

A su juicio, las administraciones deben escuchar más a los empresarios para conocer las necesidades reales del sector, consensuar medidas con ellos y ser más claros y previsores a la hora de legislar, facilitando canales de soporte para acceder a las diferentes ayudas.

En este terreno, desde Fevitur, celebran la campaña 'Spain for sure' del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Foro de Marcas Renombradas Españolas, la Cámara de Comercio de España y la CEOE. Un proyecto que, según recogen en su web, busca “atraer a los turistas extranjeros y transmitir un mensaje de confianza una vez superado lo peor de la pandemia del coronavirus”

Alquileres de temporada

Judith, propietaria de un apartamento turístico en Cataluña que prefiere no dar más datos personales, confiesa que ha tenido “pocas reservas” desde la reapertura de fronteras y la vuelta a una cierta normalidad en el sector. “A raíz del confinamiento de Lleida he tenido un gran número de anulaciones”, cuenta.

Para ella, el futuro de los alquileres turísticos será “indeciso e impredecible” hasta que no haya una vacuna para combatir el virus. ¿Se plantea entonces cambiar su modelo de negocio a largo plazo? “Si no llega pronto la cura, tendré que pasar mis propiedades a alquileres de temporada”, admite.

Para Judith, “es posible” que el alquiler residencial sea más estable que el turístico, “pero particularmente prefiero alquilar mis propiedades por temporada que de manera convencional, ya que corro el riesgo de perder mi licencia turística”.

De momento, las medidas adoptadas para adaptarse a la nueva situación en sus alquileres han sido la desinfección por nebulización en los apartamentos, la facilitación de kits de protección a los huéspedes, carteles informativos en los apartamentos y la instalación de cerraduras electrónicas para realizar el check-in a distancia.

Menos clientela

Manuel Vidal-Quadras, empresario turístico y fundador de 1840 Sitges (Barcelona), detalla que sus apartamentos, de propiedad y gestión familiar, registran “mucha menos gente de la que venía” anteriormente a la localidad de Sitges, pero remarca que resulta un alivio poder abrir sus instalaciones y tener clientes.

“Tenemos mucho más cliente nacional del que teníamos antes. Hemos tenido que hacer muchos esfuerzos para enfocarnos más a este”, explica Vidal-Quadras, que detecta ahora estancias más largas de las habituales en los clientes locales.

Sus alojamientos ya ofrecen gel hidroalcohólico y han sido desinfectados con ozono, además,todo el personal ha recibido los equipos de protección recomendados. “También hemos reformado las zonas comunes para que tengan más espacio”, añade.

En cuanto al futuro de sus alquileres, espera que durante el verano de 2021 “el negocio se recupere”, por lo que no se plantea de momento un cambio de modelo.

No obstante, avisa: “Si en 2021 no mejora y no conseguimos hacer un buen negocio, entonces evidentemente tendremos que cambiar a otro tipo de apartamento más residencial”. Su anhelo es que Sitges, como otras localidades costeras, sea atractiva no solo en verano, sino el resto del año. Para ello buscará conseguir “estancias un poco más largas”.

 

-Categorías y etiquetas-
up