movi-image-africa-oriental-destino-empresas-espanolas-1
Envíanos sugerencias
Competencia y Mercados
4 min de tu tiempo

África Oriental, un destino con potencial para las empresas españolas

08/06/2021

La riqueza de recursos naturales, la creciente estabilidad social y política hacen de Kenia, Tanzania y Mozambique unas regiones atractivas para las empresas españolas, cuya cooperación con los tres países ha vivido un gran aumento durante la última década.

“África es el futuro”. Así de clara se muestra Begoña Fernández-Costales, CEO de Bego Costa Africa & Worldwide, en el webinar ‘Oportunidades de negocio en África Oriental: Kenia, Tanzania y Mozambique’ organizado a través de HUB Empresa de Banco Sabadell. En 2040, el continente duplicará su población y, recientemente, 52 países africanos han creado una zona de libre comercio que está llamada a ser la mayor del mundo. 

En este contexto, el número de exportaciones entre España y la región atraviesa un buen estado de forma. “Antes de la COVID-19 ya veíamos un crecimiento estable de estas economías y un elevado interés por parte de las empresas españolas en la zona”, afirma Carlos Dalmau, director de Soluciones Internacionales de Banco Sabadell.

Desde el Club de Exportadores e Inversores Españoles tienen clara cuál es la hoja de ruta que las autoridades deberían seguir para potenciar esta cooperación: mejorar los instrumentos financieros de apoyo a la exportación para ser igual de competitivos que otros países del entorno, aumentar las donaciones para que existan estudios de viabilidad para proyectos e incrementar la presencia institucional. 

En cuanto al consejo a las empresas para aterrizar y operar en África Oriental, los expertos coinciden en que la presencia física es clave. “Los contactos personales son muy importantes”, afirma Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores e Inversores Españoles. “Por temas de idiosincrasia, pero también culturales, la presencia física es primordial. Si no hay que buscar un socio local”, complementa Fernández-Costales. También son importantes la consulta de referencias previas, la revisión de las mercancías o la apuesta por las licitaciones de instituciones internacionales. Alejandro Arola, presidente del Grupo Arola, explica que en el ranking de 2016 sobre Índice de Desempeño Logístico, Alemania es el número 1; España el 18; Kenia el 63; Tanzania el 67; y Mozambique el 102.

Puede interesarte: África subsahariana, aliada consolidada tras la COVID-19


Kenia y Tanzania, recursos naturales y estabilidad

Las exportaciones españolas a Kenia han aumentado un 120% y a Tanzania un 64% en la última década. Nairobi y Dodoma forman parte del mercado de la comunidad de África del Este junto a Uganda, Ruanda, Burundi y Sudán del Sur. Juntos forman el bloque regional más integrado del continente y constituyen una Unión Aduanera desde 2005. La previsión, según Rocío Kessler, consejera Económica y Comercial de España en Kenia y Tanzania, es que den el paso a una Unión Monetaria en 2024 y más adelante a una unión política. 

Kenia contó en 2019 con un crecimiento de su producto interior bruto (PIB) del 5,4% y Tanzania del 7%. Sus puntos fuertes son el gran número de recursos naturales y la estabilidad política y social de la que gozan. Kenia suma años con importantes reformas internas, que le han supuesto pasar de la posición 108 a 56 en el Ranking Doing Business 2020; Tanzania avanza más despacio subiendo del puesto 141 al 139.

Las principales fuentes de ingresos de Kenia son las exportaciones de té, café, flores, plantas vivas y aguacate; mientras que en Tanzania se suma su riqueza en mina de oro. Las oportunidades más atractivas para las empresas exportadoras giran en torno al material de construcción, la infraestructura eléctrica, los medicamentos o los químicos para la agricultura.

“Las economías del este de África tienen importantes sectores agrícola y de servicio. Al contrario de lo que ha ocurrido con las economías asiáticas, no se ha producido una transición gradual desde el sector primario. Por ello, en sus agendas económicas destaca la prioridad de su desarrollo industrial”, detalla Kessler.

“El objetivo de Kenia es convertirse en un hub de servicios tanto de transportes como financieros”, Kessler, consejera Económica y Comercial de España en Kenia y Tanzania

La COVID-19 ha afectado a los dos países en menor escala que en otros estados. Para Kenia, las perspectivas de recuperación este año giran en torno al 6,3% y desde 2017 ha dado un salto cualitativo como destino atractivo para las inversiones privadas. “Su objetivo es convertirse en un hub de servicios tanto de transportes como financieros. Nairobi es el centro financiero y económico de la región”, destaca la consejera Económica y Comercial. Por su parte, el clima de negocios todavía muestra más resistencias en Tanzania, que pronostica un crecimiento este 2021 del 4,5%. Su economía rica en minerales y gas ofrece grandes oportunidades de negocio y el cambio político generado en los últimos meses anticipa una mejora de las relaciones con sus vecinos y un regreso de los donantes internacionales.

Puede interesarte: Así se dibuja el nuevo escenario del comercio internacional en la etapa post Covid-19


Mozambique, la apuesta energética

Mozambique presenta una coyuntura diferente. La falta de explotación de sus terrenos agrícolas, el mal estado de sus infraestructuras, la desigualdad en el país, los desajustes macroeconómicos o la vulnerabilidad a los efectos climáticos lastra su desarrollo. Además, “hay una fuerte división entre el norte y el sur y en particular en torno a la capital. Existen, por lo menos, dos Mozambique”, explica Isaac Martín Barbero, consejero Económico y Comercial de España en Mozambique. “Pese a todas las dificultades, hay empresas españolas que están teniendo éxito en el país, especialmente prometedor en el ámbito energético”, agrega.

Las plantas de aluminio y el descubrimiento de gas natural offshore se postulan como grandes oportunidades para la captación de capital extranjero. También destaca su potencialidad en los sectores pesqueros, turístico, agrícola y de energías renovables. Por su parte, el perfil de los exportadores españoles ronda en torno a los productos agroalimentarios y las bebidas, los  bienes de consumo y la industria y la tecnología. 

 

Fotografía de Leon Pauleikhoff en Unsplash
-Categorías y etiquetas-
up