Movi-image-negocio-centro-comercial-1
Envíanos sugerencias
Pequeña empresa
3 min de tu tiempo

Abrir un negocio en un centro comercial, ¿es buena idea?

Basta un paseo por la periferia de las grandes ciudades para entender la magnitud de los centros comerciales en términos de negocio. Durante 2018, la cifra de ventas en centros comerciales y medianas superficies facturó por encima de los 44.589 millones de euros de 2017, tal y como indica la AECC (Asociación Española de Centros y Parques Comerciales), un nuevo récord establecido por este sector.

Debido a esta dinámica de consumo al alza del sector retail  en España, los precios de alquiler de los locales comerciales empezaron a ascender. Por ello, antes de tomar la decisión definitiva de abrir un negocio en un centro comercial será necesario realizar distintas valoraciones.

Centros comerciales en España

España cuenta con 570 centros y parques comerciales repartidos por todo el territorio, que suman 15.800.000 metros cuadrados de superficie bruta alquilable. En su totalidad integran a más de 33.000 comerciantes y reciben casi 2.000 millones de visitas anuales.

Andalucía es la comunidad que cuenta con más centros y parques comerciales, seguida de Madrid y Cataluña. En cuanto a servicios, la restauración es el subsector que recibe más ingresos, con un incremento del 5,5 % en su facturación. Le sigue el subsector del retail-hogar con una subida del 2,5% y la moda, con el 2,4%.

Si pensamos abrir un negocio en un centro comercial, será necesario tener en cuenta distintos factores:

  • Estudiar al tipo de cliente potencial. Los centros comerciales reciben visitantes tanto del vecindario como de otras zonas de la ciudad. Por ello es necesario estudiar el perfil de comprador que asiste con más frecuencia a cada tipo de centro o parque para determinar en qué superficie encajaría mejor el negocio que tenemos planteado. Los centros comerciales situados en una zona importante de la ciudad, considerados como prime o de primera categoría, reciben visitantes de un poder adquisitivo alto, mientras que aquellos que están ubicados en la periferia suelen contar con un perfil de comprador más bajo. Pasear por los distintos centros comerciales en distintos días y horas nos ayudará a conocer cuál es el cliente potencial.
  • Conocer y estudiar la competencia. Analizar qué tipo de comercios serán ‘vecinos’ del centro comercial será fundamental para descifrar si el mercado está saturado o existe un nicho de mercado viable en el interior de la gran superficie. Este factor es más fácil de averiguar en un centro comercial que en un local a pie de calle, ya que estos espacios tienen claramente definido el tipo de público que habitualmente recorre los pasillos. Identificar las necesidades y carencias puede ser la mejor solución para saber si un negocio encaja en este tipo de zonas comerciales.
  • Comparar los precios de alquiler. Los centros comerciales disponen de un equipo de responsables de los alquileres de los locales. Estos profesionales son los responsables de facilitar la información necesaria respecto a los metros, renta y estadísticas de afluencia y paso de los locales disponibles para poder comparar y así elegir la mejor opción.

Ventajas de abrir un negocio en un centro comercial

 

 

Movi-image-negocio-centro-comercial-2

 


 

Entre las más importantes destacamos:

  • Facilidad de acceso. Este tipo de superficies cuentan con buenos accesos y, en la mayoría de casos, completas instalaciones y equipamientos, tanto para el inquilino de los locales como para los usuarios y compradores.
  • Renta inferior respecto a los locales pie de calle. El precio de alquiler de los locales de los centros comerciales prime es claramente inferior a los de los locales de las calles principales.
  • Acondicionamiento innecesario. En los centros y parques comerciales prácticamente no se necesita acondicionar el local con grandes reformas, un hecho que en comparación con los locales de calle es muy habitual.
  • Climatología. En los centros comerciales esta no afecta negativamente, tal y como suele suceder en los negocios situados a pie de calle.
  • Mayor seguridad. Los centros comerciales cuentan con vigilancia, por lo que es más complicado que haya robos u otros problemas.
  • Aparcamiento. La mayoría de centros disponen de parking propio situado bajo las instalaciones principales, por lo que los clientes pueden desplazarse y aparcar fácilmente con su vehículo privado, gratuitamente o a precios competitivos.
  • Campañas de marketing. El propio departamento de marketing de la empresa que gestiona el centro comercial se encarga de las campañas de promoción, de realizar actividades de ocio, degustaciones, publicidad en medios de comunicación, etc.

Inconvenientes de abrir un negocio en un centro comercial

Para tomar la mejor decisión, es fundamental conocer también cuáles son los inconvenientes.

  • Régimen interno estricto. Este tipo de superficies cuentan con un estricto régimen interno que obliga a los comerciantes a cumplir con horarios de apertura y cierre estrictos y tener que abrir obligatoriamente en fechas festivas. El incumplimiento de la normativa puede provocar una sanción o la rescisión del contrato.
  • Aparcamiento. Aunque también lo consideramos como una ventaja importante, es necesario tener en cuenta que en determinadas jornadas, festivos y fechas especiales, el aparcamiento se ve saturado y no puede asumir la entrada de más vehículos. Este hecho obliga a los consumidores a tener que buscar otras soluciones y, en el caso de centros comerciales situados en el extrarradio, tener que aparcar demasiado lejos de la entrada.
  • Aglomeraciones. Del mismo modo que sucede con el aparcamiento, en fechas especiales y fines de semana, se generan aglomeraciones de usuarios en los centros comerciales. Algunos solo van a pasear, a pasar el día o la tarde en familia o con los amigos, por lo que si un cliente necesita comprar algo concreto puede encontrarse con pasillos saturados y un hacinamiento excesivo, por lo que muchos de estos compradores potenciales pueden decidir evitar los centros comerciales en momentos y jornadas determinadas.

Como en cualquier tipo de decisión importante, alquilar, comprar una vivienda o emprender con la apertura de un negocio, ya sea en un centro comercial o a pie de calle, es imprescindible valorar todas las opciones, beneficios y desventajas para tomar la resolución más adecuada.

Fotografía de Robin Spielmann en Unsplash
-Temas relacionados-
up