Recomendaciones comprar vivienda
Envíanos sugerencias
Vivienda
3 min de tu tiempo

Recomendaciones para comprar tu primera vivienda

11/05/2022

Comprar una vivienda es una de las mayores inversiones que realiza una persona en su vida, por lo que conviene contar con asesoramiento antes de cerrar la operación.

Antes de adquirir una vivienda es importante tener en cuenta distintos factores, tanto en relación al inmueble como sobre la situación económica y personal del comprador. 

¿Cuánto puedo pagar por una vivienda?

Los expertos recomiendan que no se destine más del 30% de los ingresos mensuales al pago de la cuota de la hipoteca. Esto significa que una persona con un salario mensual de 2.000 euros y sin otras cargas, como un préstamo, puede destinar hasta 600 euros al mes al pago de las cuotas del préstamo hipotecario. Este porcentaje podría alcanzar un 35% si en el pago mensual se formalizan otros préstamos además de la hipoteca.

Los bancos conceden financiación de hasta el 80% del valor de compra o de tasación del inmueble. Esto quiere decir que el futuro propietario debe tener ahorrado, al menos, el 20% restante, además de entre un 10% y un 15% extra para hacer frente al pago de los gastos asociados a la compra de la vivienda.

Puede interesarte: descubre con este simulador la cuota y el tipo de hipoteca recomendados según tus necesidades

¿Cuáles son los gastos asociados a la compra de una vivienda?

La compra de una vivienda implica hacer frente al pago de los siguientes gastos:

  • Impuestos. La vivienda de obra nueva está sujeta al impuesto sobre el valor añadido (IVA), que está fijado en el 10% del importe escriturado. Así ocurre en toda España salvo en Canarias, donde se aplica el impuesto general indirecto canario (IGIC), que es del 6,5%. También debe abonarse el impuesto sobre actos jurídicos documentados (AJD). Este último depende de cada comunidad autónoma. Por su parte, la vivienda de segunda mano implica el pago del impuesto sobre transmisiones patrimoniales (ITP), en su modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas (TPO), que varía también de una región a otra. Suele moverse en una horquilla de entre el 4% y el 10% del precio del inmueble.
  • Notaría. Este gasto está regulado por Ley y supone entre 600 y 875 euros.
  • Inscripción del inmueble en el Registro de la Propiedad. También está legislado y suele oscilar entre los 600 y los 1.000 euros.
  • Gestoría. En caso de que el futuro propietario opte por contratar a un gestor, tiene que abonar unos honorarios que se sitúan en torno a los 300 euros.

Además, la contratación de la hipoteca conlleva los siguientes gastos:

  • Tasación de la vivienda. Su precio oscila entre los 200 y los 600 euros.
  • Comisiones. Habitualmente, los bancos aplican una comisión de apertura al contratar un préstamo hipotecario. Sin embargo, actualmente, entidades como Banco Sabadell carecen de ella.

¿Cuál es el estado del inmueble?

En caso de comprar una vivienda de segunda mano, es importante evaluar el estado de conservación del inmueble. Además, el futuro propietario debe solicitar una nota simple en el Registro de la Propiedad para comprobar que la vivienda está libre de cargas.

Asimismo, hay que verificar que la inspección técnica de edificaciones (ITE) es favorable y hay que pedir también al vendedor el certificado de eficiencia energética de la vivienda. Todos estas cuestiones son decisivas para saber si el inmueble requiere de la realización de una reforma a corto o a medio plazo.

¿Qué tipo de hipoteca me conviene contratar?

Existen dos tipos principales de hipotecas:

  • Hipoteca fija. Las cuotas se mantienen estables durante toda la vida del préstamo. Esta modalidad es recomendable para perfiles más conservadores que no quieren depender de las variaciones del mercado y que prefieren optar por la seguridad de saber que todos los meses pagarán la misma cantidad.
  • Hipoteca variable. Las cuotas mensuales dependen de dos índices, el diferencial, que es fijo y lo establece el banco; y el referencial, que en España suele ser el euríbor. Si el euríbor sube o baja, la mensualidad a pagar también lo hará. Esta modalidad la suelen escoger aquellas personas dispuestas a asumir el riesgo de posibles subidas en este índice a cambio de beneficiarse de posibles bajadas.

A la hora de comprar una vivienda y contratar una hipoteca, contar con el asesoramiento de un profesional experto como el de la entidad bancaria es fundamental, ya que este resolverá las dudas que surjan y guiará al futuro propietario durante el proceso.

¿Quieres que un experto te aconseje sin ningún tipo de compromiso? Déjate asesorar por un especialista.

Calcula tu hipoteca
Descubre la cuota, los gastos y cuánto te financiamos.
CALCULAR
-Temas relacionados-
up